Otras estructuras

Otras estructuras a señalar son la «T Cuadrada», el «Yod» y la «Estrella de Salomón» o «de David».

La «T Cuadrada», formada por dos planetas en oposición, ambos en cuadratura a un tercero, es una figura de tensión, más leve que la Gran Cruz y menos cerrada que ésta y, en consecuencia, con más capacidad de sublimación. El planeta encerrado significa el conflicto básico, el cual tenderá a expresarse a través de la sublimación permitida por la oposición.

Al «Yod» o Dedo de Dios, formado por dos quincucios (150°) en sextil entre sí, se le atribuye un significado cargado de connotaciones esotéricas.

Finalmente, está la «Estrella de David», formada por dos Grandes Trinos entrecruzados, cuyas puntas se oponen entre sí, y cerrados por seis sextiles. Figura que aúna, como la Cometa, cualidades de tensión y distensión, aunque por su misma dispersión a lo largo de la circunferencia posee menos concentración.

La «Estrella de David»

Hemos destacado estas configuraciones, o estructuras que pueden apreciarse en un tema astral al primer golpe de vista, debido a su gran valor arquetípico, reconocido tanto por la tradición como por la actualidad astrológica.

En la Astrologia del mundo anglosajón actual, donde se presta especial interés a los aspectos de tensión, se suele aislar estas estructuras del contexto, dibujándolas aparte para mejor estudiarlas, ya que son consideradas como la nota dominante del tema. Estos esquemas son principalmente el de aquellos astros cuya angularidad forma una figura en

o en

En nuestros días, autores como el alemán Reinhold Ebertin (Apéndice II) o los americanos Dane Rudhyar (Apéndice III) o Marc Edmund Jones (Apéndice IV) han estudiado otros tipos de estructuras.

Deja un comentario

Identificación