Estructuras de oposición o tensión

LA CRUZ CÓSMICA O GRAN CUADRATURA.

Es una figura formada por dos Oposiciones que se cruzan en ángulo recto, por lo que los cuatro planetas que se encuentran en Oposición forman entre sí cuatro Cuadraturas, o cuadrilátero. Si la Oposición denota una dicotomía intrínseca que pugna con extrema tensión, naturalmente ésta se verá doblemente reforzada, pero además perderá su capacidad de sublimación o de trascendencia del conflicto, propio de la Oposición, ya que aquí se encuentra encerrada o crucificada por cuatro Cuadraturas en figura cerrada. Por tanto, será una tensión sin escape fuera de sí misma, mejor dicho, una tensión que se alimenta de sí misma. El único escape o resolución de tan extrema tensión serán, entonces, los aspectos de distensión que alguno de los planetas en juego del cuadrilátero pueda recibir o formar por su parte. Por ejemplo, si uno de ellos forma parte de un trígono o sextil. Ésta es una de las importantes razones por las que nunca hay que perder de vista el juego de las distintas figuras y no limitarse a analizar cada una por separado. Así pues, la Cruz Cósmica o Gran Cuadratura puede ser paralizante o extremadamente destructiva por un exceso de tensión, si no existe en el mismo tema astral otras configuraciones de distensión, como puedan ser el Trino o el Sextil. En este caso puede ser muy creativa, ya que toda tensión crea una necesidad de acción, de exteriorización, de esfuerzo, de conquista, con posibilidades, entonces, de plasmación. A continuación, analizaremos los tres distintos tipos de cruces cósmicas: la Cardinal, la Fija y la Mutable.

 

La Cruz Cósmica Cardinal. Ésta es la que se forma con planetas en signos cardinales. Dado que la Cruz denota tensión y la cardinalidad acción, esta Cruz expresa una tensión activa o acción tensa. Puede dar una cierta compulsividad en la acción o excesiva actividad. Por otra parte, denotará contradicción en las propias iniciativas, ya que unas facetas de la personalidad tenderán a la propia afirmación del Yo (planeta en Aries); otras a la colaboración y unión (planeta en Libra); otras denotarán sensibilidad y fantasía (Cáncer), y otras, ambición y sentido práctico (Capricornio). En caso de que los planetas estén en su domicilio (Marte en Aries, Venus en Libra y Luna en Cáncer), por ejemplo, puede responder a una personalidad compleja; caso de que los planetas se encuentren mal domiciliados, una personalidad con tendencias neuróticas.

 

La Cruz Cósmica Fija. Formada por planetas en signos fijos. Si la Cruz es tensión y la cualidad de fijo, rigidez, naturalmente esta Cruz expresará una extrema tensión, tirantez e inmovilismo entre distintas facetas de la personalidad (las significadas por los planetas en juego). Como, a pesar de esta fijeza, la tensión siempre implica la necesidad de acción (ya sea física, mental o emocional), esta Cruz puede expresarse muchas veces a través de actitudes de imposición de poder, de rigidez o tozudez en posturas extremas, que denotan una tensión violenta y son destructivas tanto hacia los demás como hacia uno mismo (paranoia).

Si alguno de los planetas implicados en esta Cruz tiene alguna vía de distensión por su parte (a través de un sextil o trígono), esta extrema fijeza en una misma posición y tensa pasionalidad pueden dirigirse hacia una labor de creación, para la que se poseerá tenacidad, fuerza, esfuerzo, capacidad de trabajo y profundidad. En caso contrario, la personalidad se debatirá entre posiciones extremas y ancladas, sin posibilidad de acuerdo. Personas, por ejemplo, que reivindican su independencia (planeta de

Acuario), pero son extremadamente posesivas (planeta de Tauro), o con ideales de fraternidad y solidaridad (Acuario), pero con un ego inamovible (Leo).

En sentido positivo, denota estructura, esfuerzo, tenacidad, capacidad de trabajo, resistencia, persistencia y realización.

La Cruz Mutable. Formada por planetas en signos mutables. Como ya hemos repetido, la Cruz denota tensión y la cualidad de mutable, transición. Esta tensión en una función de transición obstaculiza la necesidad de flexibilidad de ésta, siendo causa de avances y retrocesos, de inestabilidad y desequilibrio. Como, además, la naturaleza de los signos mutables es mental, ésta se expresará como tensión psíquica, inestabilidad anímica, desequilibrio nervioso, inmadurez e inquietud, lo que dará lugar a la dispersión en actitudes contradictorias. Inquietud que, además, puede encontrarse en relación o manifestarse en deficiencias del aparato respiratorio.

En sentido positivo, cuando existe alguna salida a través de relaciones de distensión por parte de algunos de los planetas implicados (sextil, trígono), esta Cruz puede activar las facultades mentales y otorgar creatividad intelectual.

Deja un comentario

Identificación