Venus – Simbolismo

Venus rige los signos de Tauro y de Libra.

Como regente de Tauro, signo femenino de Tierra, es la Venus-Astarté, diosa creadora y fe-cundadora, la Gran Madre, divinidad de carácter lunar, que se encuentra en todas las culturas: Ishtar en Babilonia, Astarté entre cananeos y fenicios, Isis en Egipto. Muchas de estas diosas estaban relacionadas con un culto al toro, como principio de fecundidad y fertilización creadora. Venus en Tauro representa, pues, a la madre, la creación, fertilización, germinación y nutrición.

Como regente de Libra, signo masculino de Aire, Venus se convierte en Afrodita, la diosa del Amor y de la Belleza. Es decir, simboliza un principio de armonía, de equilibrio, de belleza y de Arte, así como un principio de unión, de acuerdo, de reposo, todo ello fuente de amor. Medida, proporción, ritmo, equilibrio,  son exigencias de la belleza que atraen nuestra admiración y cuya contemplación despierta nuestro deseo y necesidad de unión, reconociéndonos en ella como en nuestro aspecto más sublime y provocando nuestro amor.

Venus es, «la causa inicial de la inspiración amorosa que penetra todas las cosas y conduce hacia la belleza las vidas que surgen de ella» (Proclo). O, como dice Platón: «La belleza brillaba sobre todas las demás esencias, y en nuestra jornada terrestre, dónde borra también todo lo demás con su brillo, la hemos reconocido como nuestro sentido más luminoso…». Venus en Libra es, pues,  un principio de armonía, un principio civilizador: es el Arte y el Amor.

 

CLAVE SIMBÓLICA (Calor y Húmedad)

Principio de distensión

Armonía, belleza, arte, amor, civilización

Deja un comentario

Identificación