Saturno – Mitología

Saturno, el Cronos griego, dios del Tiempo, es hijo de Urano, dios del Cielo, y de Gea, diosa de la Tierra.

Urano, celoso del amor de Gea por sus hijos, arroja a éstos a los abismos.  Sin embargo,  Saturno, el  más joven, ayudado por su madre logra evadir este destino castrando y despedazando a su padre, con lo que se convierte en dios del Cielo. Sin embargo, sobre él pende un oráculo: a su vez también será destronado y vencido por un hijo suyo. Saturno intenta desafiar al destino devorando a cada uno de sus hijos al nacer. Sin embargo, cuando nace Júpiter, su madre, Rea,  lo esconde y en su lugar entrega a Saturno una piedra envuelta en pañales para que la devore. Más tarde, Júpiter destronará a Saturno, y Rea hará beber a éste un brebaje vomitivo para que le restituya todos sus hijos. Saturno entonces se refugia en el Lacio, donde crea una edad de Oro.

Vemos por este mito como el cielo (Urano) es vencido por un hijo de la Tierra (Gea), Saturno, símbolo del Tiempo, que devora a sus criaturas materiales. Pero el Cielo, por mano de Zeus (Júpiter), destruye a su vez la materia y sus corolarios, el tiempo y el espacio.

Deja un comentario

Identificación