Orbe de influencia

 

La influencia de un aspecto no se limita a la angularidad exacta entre dos planetas (180°, 120°, 90°, etc.), sino que posee una zona de influencia u orbe por encima y por debajo de la angulación exacta. Respecto hasta qué grado abarca esta zona de influencia u orbe de un aspecto no existe unanimidad de criterio entre los astrólogos. Para Ptolomeo, el orbe varía de acuerdo con el planeta. Al Sol le otorga un orbe de 17°, a la Luna, de 12°; a Mercurio, de 7°; a Venus, de 8°; a Marte, de 7°; a Júpiter, de 12°, y a Saturno, de 9°. El orbe se obtiene del promedio de la suma de ambos planetas en aspecto. En la conjunción y oposición, esta suma se divide por dos, y en el trino y cuadratura, por cuatro.22

Por su parte, para el gran teórico francés del Renacimiento Morin de Villefranche23 el orbe varía según la magnitud del astro. Así, el de Saturno sería de 7°; Júpiter, 8°; Venus, 13°; Mercurio, 8°; Marte, 6° 30′; Luna, 12° y Sol, 18°. Este orbe viene establecido a partir de la visibilidad del astro en el occidente tras el ocaso del Sol.

Según el inglés Addey,  y en consecuencia con su teoría de los Armónicos,  «el orbe debe disminuir en directa proporción al número del armónico», es decir, a partir del número por el que hemos dividido el círculo zodiacal de 360° para establecer un aspecto. De este modo, establece los siguientes orbes:24

ángulo aspecto división por orbe
Conjunción 12°
180° Oposición 2
120° Trígono 3
90° Cuadratura 4
60° Sextil 6

Para otros astrólogos, el orbe debería ser mayor cuando el aspecto se forma (aspecto «aplicativo») que cuando se separa (aspecto «separativo»).25

En cualquier caso, parece lógico que los planetas lentos posean un orbe menor, ya que tardan años en recorrer unos pocos grados, así como que los planetas rápidos lo posean más amplio.

Deja un comentario

Identificación