Leo

Masculino. Fuego (Caliente y Seco, con predominio de Caliente) = energía, acción. Fijo = estructuración o conservación. Fuego fijo o dominado, Leo representa el pleno dominio del Yo irradiando energía y vida hacia su entorno.

Simbolismo

A semejanza del Sol, su astro regente, estrella y centro de nuestro sistema planetario que, majestuosamente, gira rodeado de su corte de planetas, vida, luz y calor de nuestra Tierra, el signo de Leo simboliza el centro energético, el eje, el poder, brillo y magnificencia. Leo es el Yo.

Leo está representado por el león, el rey de la selva. Si Aries era el guerrero, Leo será el rey.

Características físicas

Torso ancho y fuerte, muslo no muy largo. Rostro amplio y sereno, frente despejada, ojos claros y tranquilos, nariz importante y ligeramente aquilina; melena ensortijada y leonina. Porte erguido y majestuoso.

Leo rige el corazón.

 

Características psíquicas

A semejanza de su astro, el individuo Leo posee una gran conciencia de sí mismo y de su importancia, erigiéndose en centro y sabiéndose rodear de una corte de personas a las que protege con su magnificencia, generosidad y lealtad, siempre que éstas permanezcan en su papel de corte. Con gran conciencia de su misión irradiadora, confunde, en general, personalidad y vocación o reconocimiento social. En él todo es grandeza, brillo y expansión, generosidad, honorabilidad y fama. Un Leo elevado da una gran misión creadora. Un Leo inferior, vanidad, ostentación, despotismo y ampulosidad.

El individuo Leo tiende a ocupar los más altos cargos y puestos honoríficos: presidentes y jefes de Estado, sobre todo rey (el «Rey Sol»); grandes mecenas (Lorenzo el Magnífico); empresarios (Rockefeller y Ford; creadores del imperio que lleva su nombre); actores y directores de teatro; decoradores, y jefes de protocolo.

Deja un comentario

Identificación