LOS SIGNOS DE FUEGO

El elemento Fuego es el resultado de las cualidades de Calor y Sequedad. El Calor es un principio dinámico, de expansión y vivificación, y la Sequedad, un principio de tensión e individualización.

Los signos de Fuego son, en consecuencia, signos de expansión concentrada o, también, de individualización en vías de expansión.

La palabra clave para los signos de Fuego es: energía.

Psicológicamente, el signo de Fuego responde a la conciencia de sí mismo y a la proyección de este «Yo» hacia el exterior mediante la lucha frente a los otros «Yo», para ocupar el propio terreno bajo el Sol y así ser reconocido. Lucha, en resumen, por el dominio de la Naturaleza y la afirmación de la propia individualidad. En consecuencia, esta energía se traduce en acción, voluntad, ambición, orgullo, dominio, lucha, creación, progreso.

Los tres signos de Fuego son:

Aries: que corresponde a la fase Cardinal = generación de la energía o actividad energética.

Leo: correspondiente a la fase Fija = cristalización y estructuración de la energía.

Sagitario: correspondiente a la fase Mutable = expansión de la energía.

 

TRIPLICIDAD DE FUEGO

  Cardinal . . . . . . . . . . Aries
  actividad vivificante
FUEGO  
Caliente y Seco Fijo . . . . . . . . . . . . Leo
vitalidad núcleo vital
acción  
  Mutable . . . . . . . . . . Sagitario
  expansión vital

ARIES

LEO

SAGITARIO

Deja un comentario

Identificación