Capricornio

Tierra (Frío y Seco) = estructuración, materialización. Cardinal = origen e inicio. Capricornio es, pues, el inicio de una acción o la actividad hacia la estructuración material.

 

Simbolismo

Desde el punto de vista astronómico, Capricornio ocupa el lugar más bajo del recorrido del Sol. Este punto de descenso (que en nuestro hemisferio Norte corresponde al solsticio de invierno), hace que Capricornio tome las significaciones de ocultación del Sol, fuente de calor y vida de nuestro sistema. De ahí, las atribuciones asignadas a Capricornio de frío, muerte, retracción de la energía, inhibición y frustración. Pero como éste es un punto de inflexión, a partir del cual el Sol reanuda su ascenso anual tras haber estado descendiendo durante medio ciclo, se le atribuyen asimismo los significados de ascenso, elevación, ambición y lucha por el poder, a semejanza de la cabra, su símbolo, animal que trepa por el monte hasta alcanzar las cimas.

Capricornio es, pues, por una parte, la máxima desvitalización y, por otra, el núcleo estructural que permanece. Y si pensamos en el esqueleto (regido por Capricornio), vemos como éste es la descarnación o descorporización por excelencia, pero al mismo tiempo la estructura que sostiene al cuerpo. O también podemos pensar en la estructura cristalina del mineral o cuerpo inerte.

Capricornio está regido por Saturno.

 

Características físicas

Cuerpo huesudo, asténico, delgado y rectilíneo. Rostro alargado y también huesudo, piel pegada a los pómulos, ojos oscuros y hundidos, nariz afilada, pelo lacio y ralo, tez olivácea.

Capricornio rige el sistema óseo, el esqueleto y, en especial, las rodillas, así como la piel, el cabello, las uñas y los dientes.

 

Características psíquicas

Bajo el rostro impasible y actitud correcta y distante del Capricornio se halla una calculadora por cabeza, una fría y lúcida inteligencia, con pensamiento en general no de tipo abstracto (aunque en casos muy elevados puede dar científicos) sino aplicado a fines concretos y prácticos. Este pensamiento frío y pragmático, acompañado de una voluntad férrea, es aplicado en aras de la ambición que todo Capricornio alienta desde la cuna, ambición cuyo objetivo no suele ser una realización de tipo ideológico, moral o artístico o una pasión devoradora, sino algo mucho más útil y sencillo: el poder. Ni siquiera el dinero, o sólo en la medida en que éste significa poder.

Para esta ávida ambición de poder, todos los medios son posibles y ningún obstáculo imposible: celos, cóleras, pasiones, sentido de la dignidad, pereza, romanticismos, descuidos… no son más que escollos a evitar en el camino, pérdida de tiempo, falta de inteligencia. Por el contrario, el Capricornio utilizará estas debilidades ajenas en provecho de sus objetivos, de los manejos y politiqueos que lo conducirán a la cumbre y que, paciente y tenazmente, entretejerá desde la sombra, hasta llegar inexorablemente a las cimas, que no tienen que ser precisamente gloriosas, pues el Capricornio suele permanecer a la sombra de una figura brillante (solar o jupiteriana). Capricornio es, por ejemplo, el cerebro gris existente tras un rey o un presidente de gobierno.

Así pues, Capricornio tiene una lúcida inteligencia, capaz de conocer exactamente cuál es la posición de cada cual en la vida social y cuáles son sus posibilidades reales. Es decir, una gran objetividad.

Deja un comentario

Identificación