Libra

Signo masculino, de Aire = mente e ideas; perteneciente al movimiento Cardinal = inicio activo,  Libra, es, por tanto, el signo del nacimiento de una idea o un signo de actividad mental.

 

Simbolismo

Siguiendo el orden del Zodíaco, Libra ocupa el séptimo signo, opuesto dentro de la rueda zodiacal al primer signo, Aries. Si Aries representaba el nacimiento de un ser y la afirmación de su Yo, Libra representa al Otro o, mejor dicho, el equilibrio entre el Yo y los Otros, entre la afirmación personal y la relación con los demás. De ahí que su símbolo sea una balanza con sus dos platillos = equilibrio, equidad, justicia.

Libra es el domicilio zodiacal de Venus, planeta en relación dialéctica con Marte. Si Marte es el planeta de la tensión, de la guerra, Venus es el planeta de la distensión, de la armonía. Libra es, así, un signo de equilibrio, de concordia, acuerdos y contemporización. Mitológicamente, Venus, la Venus Afrodita, es la diosa de la Belleza y el Amor, lo que hace que Libra sea el signo del Amor, del Arte, de la proporción armónica y del ritmo.

En Libra está exaltado el planeta Saturno, lo que le otorga a este signo de Aire rigor mental y poder de abstracción.

 

Características físicas

Cuerpo de formas suaves y redondeadas, cara ovalada de facciones armónicas, con ojos claros de dulce mirada, cuello esbelto y frágil, tipo cisne, cabello castaño y sedoso, piel clara, transparente y delicada, gestos gráciles. Con la edad tiende a engordar.

Libra rige los ríñones.

 

Características psíquicas

Un Libra armónico da una persona con un gran sentido de la belleza y de la justicia. Individuo sensible, receptivo, posee un delicado sentido estético, atraído por las manifestaciones artísticas, en especial por la poesía y la música. De carácter afable y conciliador, es ajeno a todo extremismo y suele tender a escoger la vía del justo medio, a hacer de moderador, así como a los acuerdos y pactos, repugnándole el partidismo y la injusticia. En su sentido más elevado, puede dar músicos y poetas, así como hombres de leyes: abogados, jueces y diplomáticos.

Inarmónico, puede dar una persona también receptiva y sensible a la belleza y al arte, pero excesivamente emocional e inestable, indolente, superficial, frivola y tendente a toda clase de autoconcesiones tanto en la alimentación como en sus costumbres y hábitos.

El amor, las relaciones sentimentales y de pareja son fundamentales para el Libra, que es asimismo muy sociable.

Deja un comentario

Identificación