Acuario

Signo de Aire = mente e ideas, y Fijo = estructuración, Acuario es un signo de estructuración mental, de elaboración de ideas.

 

Simbolismo

Acuario está representado por la imagen del aguador, figura de hombre que vierte el agua de un cántaro. Tal vez, el agua no sea más que un símbolo de los fluidos entre cielo y tierra, entre las emanaciones energéticas externas o cósmicas y las corrientes terrestres o telúricas.

En este sentido, podría comprenderse que el regente de Acuario, Urano, sea el planeta de la electricidad, de las descargas fulminantes que destruyen todo aquello que no posea una estructura suficientemente resistente. Urano es el planeta de las innovaciones, de los cambios radicales y súbitos, del progreso, de los adelantos científicos.

Saturno, el  regente tradicional de Acuario, presta al signo capacidad de estructuración, que acentúa su fijeza, así como de abstracción, que le permite universalidad de pensamiento.

 

Características físicas

Más que por unas características físicas concretas, al Acuario puede distinguírsele por una expresión despejada y serena, al mismo tiempo que viva e inteligente, y por una mirada entre concentrada y observadora, aunque distante y de cierta frialdad. La frente suele ser abierta y los movimientos reposados, pero prontos para cualquier respuesta.

Acuario rige astrológicamente los tobillos.

 

Características psíquicas

Signo de Aire Fijo, el Acuario es un ser de ideas fijas, el cual se mueve guiado ante todo por sus estructuras mentales, prescindiendo del instinto, emoción o interés puramente personal. Su capacidad de abstracción es grande, y sus ideas son universalistas y muy avanzadas respecto al nivel medio de su época. Se sabe pionero y portavoz de ese aspecto inteligente y sutil de la humanidad que le hace trascender su parte de animalidad; humanidad que hace de puente, por su inteligencia, entre el cielo y la tierra. De ahí que el Acuario sienta su vida como una misión prometeica; responsable, a semejanza del héroe mitológico Prometeo, de entregar el fuego de la divinidad (ya se trate de las ideas más avanzadas como de los últimos adelantos de la técnica) a sus semejantes y de que éstos en su globalidad avancen hacia el progreso, hacia el futuro. Si las circunstancias no son propicias a la plasmación de estas ideas o los convencionalismos ambientales impiden su comprensión, el Acuario se verá reducido a un ser excéntrico, aislado, de pensamiento obsesivo y paranoide, abocado al ostracismo. Si, por el contrario, las circunstancias y sus propias capacidades le permiten la plasmación de sus ideas, no sólo ofrecerá su aportación al desarrollo ideológico y técnico de su época, sino que será un ser abierto, acogedor, sincero, noble y dispuesto siempre a echar una mano a su prójimo, pues Acuario es por encima de todo el signo de la solidaridad, la fraternidad y la amistad: Acuario es el Nosotros.

Deja un comentario

Identificación