Cáncer

Signo de Agua = emocionalidad, y Cardinal = generación, actividad, Cáncer significa la generación de una emoción, la actividad emocional.

Simbolismo

El cangrejo, símbolo de Cáncer, es un animal de cuerpo débil, protegido por un caparazón, y que camina hacia atrás. Animal de mar o río, muy prolífico, su fecundación y ciclo vital dependen estrechamente de los ciclos lunares.

Por su parte, la Luna, astro regente del signo de Cáncer, influye en las aguas, en el movimiento de las mareas y los líquidos en general. Como nuestro cuerpo está compuesto de más de un 80 % de agua, la Luna domina este cuerpo de agua, por lo que participa directamente en su metabolismo. Pero también, en su fecundación, gestación y maternidad, ya que la Luna se encuentra asimismo en relación con el ciclo mensual de la mujer, y se la considera, por tanto, como uno de los astros femeninos por excelencia. En analogía con ello, todos los valores corporales, configuración física, fecundación, formación, sensibilidad corporal, o intuición animal, así como el subconsciente, o memoria del cuerpo, se sitúan bajo su regencia. Por otra parte, la Luna es el astro de la noche, por lo que su simbolismo se encuentra en analogía con la vida íntima y familiar, el ensueño, la fantasía y la imaginación.

Características físicas

Físicamente, el Cáncer es de formas más bien llenas, cara redonda y acuosa, de luna, ojos grandes, oscuros y soñadores y boca carnosa. El ambiente que desprende es suave pero vivaz.

Cáncer rige el aparato digestivo en general, y el estómago en particular.

Características psíquicas

A semejanza de su símbolo, el cangrejo, que camina hacia atrás, el individuo Cáncer es un ser que tiene siempre puesta su mirada en el pasado, en la infancia, en sus antecedentes, su pueblo, su familia y, sobre todo, su madre, en añoranza constante de una pretérita edad de oro, quizá la de la protección y calma del útero materno, donde se encontraba seguro de las amenazas del mundo. Ser regresivo y frágil, busca una concha de protección en el afecto de los seres que le rodean, en especial, como hemos señalado, en su madre, cuyo amor posee importancia vital a lo largo de toda su vida. Como la conservación de estos lazos afectivos es primordial para él, crea todas las triquiñuelas y dependencias posibles con su fértil imaginación y hábil sutileza para que ninguno de estos lazos se le escape. Es un ser eminentemente emocional, sensible, imaginativo, soñador y de exaltada fantasía. La necesidad de seguridad, unida a su capacidad de ensueño, hace que el Cáncer siempre se encuentra ambivalente entre la estabilidad que requiere —familiar, laboral, económica— y su tendencia al cambio, su famosa versatilidad de acuerdo con su humor «lunático». Cáncer, así, da tanto aquellas profesiones relacionadas con el cuidado del cuerpo: hoteleros, cocineros, comadronas… como grandes artistas y escritores —recordemos, por ejemplo, al Cáncer Marcel Proust, cuya obra A la búsqueda del tiempo perdido no puede ser más representativa de este signo.

Deja un comentario

Identificación